5 razones por las que los baños fríos diarios cambiarán tu vida entera

March 11, 2019

 

Los baños fríos no te sonarán como un regalo del cielo; especialmente si el agua que cae en las duchas de tu ciudad es heladísima. Y es que la sensación de entrar a una ducha y sentir un millón de cuchillos congelados clavándote el cuerpo entero no suena nada bien para nadie.

 

Pero tomar duchas frías es increíblemente beneficioso para ti. Al punto de tener el poder de cambiar tu vida para bien. Y no, no estamos bromeando aquí.

 

Mientras este artículo se enfocará en los beneficios mentales de esta práctica, también existen beneficios científicamente comprobados asombrosos que los baños realmente fríos te regalan. Estos son:

 

- Incrementan tu atención.

- Mejoran tu sistema inmune.

- Disminuyen el stress.

- Remedian la depresión.

- Incrementan la circulación sanguínea.

- Mejoran tu sueño.

- Mejoran la producción de testosterona.

- Aceleran el metabolismo.

- Activan la oxidación de grasa.

 

Suena muy bien para ser verdad, ¿No? Pero si esos beneficios no te parecen suficientes, tal vez los siguientes 5 sí lo hagan. Estamos hablando de beneficios psicológicos y mentales que las duchas súper frías te brindarían si comienzas a tomarlas.

 

 

1. APRENDES A ACEPTAR

 

Cuando te acostumbras a tomar duchas frías todos los días, te despiertas sabiendo que estás a punto de meterte a un martirio diario. Eventualmente, aprendes a aceptar. Pero, ¿A aceptar qué?

 

A aceptar que a veces, en la vida, tienes que hacer cosas que no quieres hacer. A aceptar que el contexto en el que te desarrollas no siempre va a sentirse como el mejor. Y aprender a aceptar también significa aprender a apreciar lo que tienes en la vida. ¿Sabes por qué? Porque aceptar lo malo es sinónimo de apreciar lo bueno.

 

Si le das un vistazo a los países más felices del mundo, encontrarás que los 9 países más contentos del mundo están todos localizados en Europa del Norte, y Canadá. ¿Qué tienen todos ellos en común? Son endiabladamente fríos.

 

Tal y como es ducharse con agua helada todas las mañanas, lo es salir a trabajar y a hacer las labores a un clima congelado. Lidiar con estas temperaturas bajísimas le enseña a la gente a aceptar lo que tienen que enfrentar todos los días y a la larga les ayuda a ser más felices.

 

 

2. APRENDES A SER HUMILDE

 

Cuando te va bien en la vida y te sientes volando por tu éxito, es muy necesario tener algo en tu día a día que pueda reventar ese globo que te mantiene en el cielo y llevarte de vuelta al suelo: es decir, algo que ponga tus pies sobre la tierra. Y para muchos de nosotros, ese “algo” es un baño frío.

 

¿Recuerdas el reto de la cubeta de hielo sobre la cabeza? Todos adoramos esos videos. Y todas las celebridades del mundo famoso fueron parte del reto. Vimos celebridad tras celebridad temblando al sentir esa agua fría y los hielos correspondientes.

 

Pero, ¿Por qué nos gustaban tanto?

 

Porque queríamos verlos más cercanos. Temblando y muertos de frío como cualquier otro. Humildes nuevamente.

 

Puede que te vaya muy bien en la vida y te sientas fuerte, poderoso y muy cool. Pero el segundo en el que pones un pie en la ducha helada, temblarás como un pollo y rogarás que pare; tal y como lo haría cualquier otro.

 

Los baños fríos tienen un efecto ecualizador en la vida diaria. Es un momento que tenemos en este mundo moderno en el que la naturaleza tiene total control sobre nosotros vía la temperatura.

 

Acostúmbrarte a esta práctica diaria puede mantenerte sobre la tierra y recordarte que eres humano. Al igual que todos nosotros.

 

 

3. APRENDES A TOLERAR

 

Existe un pedazo de consejo que cualquier persona que quiere lograr algo importante en la vida tiene que tener siempre en cuenta y recordar: Hay que aprender a estar incómodos.

 

Si no toleras estar incómodo, terminas rindiéndote o dejando la acción siempre para después. No te permites cansarte haciendo algo ni sudar la camiseta para lograr algo que realmente quieres. Incluso cuando estás dentro de un plan ya elaborado para alcanzar esa meta.

 

Una técnica popular de meditación enseña precisamente esto, llamada Meditación Vipassana. Es aquí donde uno tiene que meditar en silencio por al menos 10 horas seguidas al día. Y por algunas horas, ni siquiera está permitido moverse. El cuerpo pica, duele, incomoda y se acalambra. Todo tiene que ser completamente ignorado. Y, eventualmente, uno realmente aprende a controlar el cuerpo mediante la mente.

 

Los baños fríos agregan valor a nuestras vidas en exactamente la misma manera. Nos enseñan a tolerar el stress y las situaciones incómodas de la vida. La mente aprende que tiene que saber acoplarse y soportar situaciones que le provoquen angustia y stress. Con las duchas frías, te conviertes en verdadero dueño de tu cuerpo y realmente decides sobre él. Y no al revés.

 

 

4. APRENDER DE DISCIPLINA Y FUERZA DE VOLUNTAD

 

No existe una fortaleza humana más importante que la fuerza de voluntad. Es la fuerza que determina todo lo que terminas haciendo con tu vida. Mide cuánto resistes a las tentaciones, cuánto controlas las adicciones, si duermes suficiente, si te mantienes saludable y en forma, si eres más culto, más inteligente y una mejor persona en general.

 

La fuerza de voluntad es la mayor fortaleza que puedes desarrollar. Y mucha gente que no la tiene desarrollada se excusa en decir que es algo con lo que naces y no algo que puedes mejorar.

 

Pero se equivocan. Como tus músculos, la fuerza de voluntad es algo que puedes desarrollar. Al igual que con la disciplina, solamente tienes que practicarla regularmente.

 

Las duchas frías te ayudarán inmensamente a lograrlo. Solo son un par de minutos al día en los que puedes mejorar tu fuerza de voluntad y tu disciplina. Párate en la ducha heladísima y no te muevas. Resiste y así construirás una gran muralla de fuerza de voluntad y disciplina que llevarás contigo a todos lados. Y estas fortalezas pueden ser aplicadas a toda tu vida y siempre para bien.

 

 

5. APRENDES A CÓMO MEDITAR

 

¿Has escuchado hablar de Wim Hof? Es el dueño de varios records de temperaturas en el mundo. Esto quiere decir que puede mantenerse y sobrevivir a temperaturas que otras personas jamás podrían. Temperaturas que los convertirían en una fila de huesos temblando. Muchos científicos han estudiado a este personaje, y han encontrado que Wim posee la extraña habilidad de controlar su sistema inmune con su mente.

 

¿Y lo mejor de todo esto? Él enseña sus habilidades a estudiantes. Y el frío es su herramienta número uno, de lejos.

 

Wim Hof cree firmemente que todo reside en la respiración. Apenas sientas un golpe de agua helada, tu cuerpo naturalmente comienza a respirar muy rápidamente. Cuando aprendes a controlar tu respiración, luchas contra las tendencias naturales de tu cuerpo. Es decir, contradices al sistema automático de reacción. Y eso significa que entras a un estado pequeño de meditación. Este estado tiene el poder de hacerte despreocupar, sentir menos stress y ansiedad.

 

Se trata de un inicio de día que un duchazo tibio o caliente jamás podría darte. Nunca.

 

DUCHAZOS FRÍOS: LA GRAN MEDICINA DE LA VIDA

 

Si todo lo que te contamos no te convenció de arrancar con los baños fríos, entonces nada podrá hacerlo. Apaga la terma y adora tus duchas frías. Eventualmente, te darás cuenta de lo verdaderos que son sus beneficios.

Please reload

Artículos Recientes

Please reload

Artículos Relacionados

Please reload

Archivo

Please reload

DIRECCIÓN

Urb. Santo Domingo L2-A,
Jose Luis Bustamante y Rivero,
Arequipa,
Perú.

CONTACTO

960 281 468

SEGUIR

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube