5 razones por las que todavía no marcas tu abdomen

August 7, 2018

 

Ya estamos en el mes número 8 del año y el verano se acerca cada vez más rápido.

 

Estás listo para mostrar ese cuerpo marcado que has venido trabajando desde hace varios meses y ya no puedes esperar más. La playa llama a gritos tu nombre y tu ya quieres mostrartle al mundo ese six pack escondido debajo de tu polo.

 

¿Suena familiar, verdad? Probablemente no. El verano, por alguna razón, nos vuelve a todos locos y ansiosos año tras año. Y, de repente, en Noviembre te invitan al bote de unos amigos para hacer una fiesta pre playera. Y rezas y rezas para que esa mini dieta de una semana haga milagros y te borre los 10 kilos extra que llevas cargando en la barriga.

 

Te tenemos una mala noticia: Eso no funcionará.

 

Pero está todo bien. La buena noticia es que aquí no tendrás que adivinar nada. No interesa si te matas en el gimnasio 7 días a la semana, 2 horas por rutina y si dejas el piso empapado de tanto sudor. Si no comes correctamente, nunca verás tu abdomen marcado.

 

Así que te dejamos con 5 claras razones por las que no logras definir tu abdomen como tanto quieres. Pero antes, dejemos algo muy en claro:

 

 

LOS ABDOMINALES DEFINIDOS SE HACEN EN LA COCINA

 

¡Se hacen en la cocina! Una dieta saludable y bien llevada son la mejor fórmula para quemar grasa y marcar tus músculos (Abdomen incluido). Y es que mira, todos tenemos nuestros coquitos ahi en la barriga; el problema es que mientras más grasa acumulada tengamos, más difíciles de notar son. Y a menos grasa obstinada en nuestro cuerpo, más marcados estamos.

 

Pero hay algo que necesitamos aclarar: La bioquímica y genética de cada persona es diferente. Pero la nutrición, las hormonas y la fisiología siempre dirán la verdad. Esencialmente, no somos lo que comemos; somos lo que metabolizamos.

 

No existe UNA dieta universal que todos deberían seguir; sin embargo, tenemos ciertos principios alimenticios generales que todos tenemos que cumplir si queremos perder grasa y marcar nuestro abdomen.

 

Tu entrenamiento puede ayudarte a quemar grasa, eso es verdad. Pero si después estás tomando cerveza todos los fines de semana y comiendo golosinas ricas, ni se te ocurra esperar que tu cuerpo cambiará.

 

Y entonces, ¿Cuáles son esos principios universales que todos deberíamos seguir? Se trata de ciertas respuestas químicas y fisiológicas de nuestros organismos hacia los alimentos que consumimos regularmente. Piensa en esto como una cuestión de causa y efecto: Todo lo que comes (Causa) tendrá una respuesta específica en tu cuerpo (Efecto).

 

Las respuestas fisiológicas son las siguientes:

 

1. Los carbohidratos y el azúcar incrementan tus niveles de azúcar en la sangre.

2. Carbohidratos y azúcares de más no son usados como energía por tu cuerpo; son almacenados como grasa extra.

3. El jarabe de maíz de fructosa alta ha demostrado incontables veces que incrementa los trigliceridos en el organismo; por consiguiente, causa una subida de peso y grasa.

4. La insulina es una hormona lipogénica; así que aumenta tus niveles de grasa.

5. Las grasas saludables y proteínas naturales no tienen impactos significativos en tus niveles de azúcar.

 

*Seamos claros que todos somos diferentes y contamos con genéticas distintas; sin embargo, estos principios sí funcionan para todos.

 

 

1. LOS CARBOHIDRATOS Y EL AZÚCAR INCREMENTAN TUS NIVELES DE AZÚCAR EN LA SANGRE

 

Es un hecho que estos alimentos elevan los niveles de azúcar en tu sangre. Estas comidas incluyen: Almidones, granos, legumbres, fruta, comidas refinadas y dulces.

 

Ojo que no te estamos diciendo que consumas cero cantidades de estos alimentos. Pero sí te estamos contando que deberías hacerlo inteligentemente.

 

Algunos de estos ejemplos son más agresivos que otros en el tema del azúcar en la sangre. Pero puesto simple va así: Si aún no logras ver tus abs marcados, existe un altísimo chance de que estás elevando excesivamente el azúcar de tu sangre a través de tu dieta.

 

Mira tu abdomen; ahora mira tu dieta. Ahí está cuán bien o mal estás manejando ese bendito azúcar.

 

2. CARBOHIDRATOS Y AZÚCARES DE MÁS NO SON USADOS COMO ENERGÍA POR TU CUERPO; SON ALMACENADOS COMO GRASA EXTRA

 

Tu cuerpo metaboliza los carbos y azúcares en su forma más sencilla: En forma de glucosa. En unas cuantas palabras, la glucosa es almacenada en dos lugares; 1) Tu hígado y 2) Tus músculos.

 

La glucosa, además, es guardada en estos almacenes en forma de glucógeno. El problema es que tu cuerpo solo tiene cierto espacio para almacenar ese glucógeno. Y cuando los llenas y ese glucógeno sobrante no tiene a donde más ir, se convierte en grasa.

 

Esto pasa porque estos altos niveles de glucosa libre por tu sangre son tóxicos; así que tu organismo trata de limpiarse convirtiendo ese sobrante en grasa. Y ahí vienen los odiados e insaludables abdómenes neumático.

 

 

3. EL JARABE DE MAÍZ DE FRUCTOSA ALTA HA DEMOSTRADO INCONTABLES VECES QUE INCREMENTA LOS TRIGLICERIDOS EN EL ORGANISMO; POR CONSIGUIENTE, CAUSA UNA SUBIDA DE PESO Y GRASA


Si bien es cierto que el cuerpo humano puede soportar ciertas bajas dosis de JMFA, esto solo es verdad para atletas profesionales y no para el ciudadano común y corriente. Los cuerpos de los atletas de élite son otra cosa. Están entrenados y acostumbrados a manejar su energía de manera más eficiente y metabolizar distinto, también.

 

Ha sido demostrado que los atletas no solo soportan bajas dosis de JMFA; sino que además pueden utilizarlas como energía para sus deportes. Sin embargo, no existe consenso alguno acerca de las cantidades adecuadas para lograrlo.

 

Pero seamos claros. Y esto ya lo hemos dicho antes: El Jarabe de Maíz de Fructosa Alta no tienen ningún tipo de valor nutricional para tu cuerpo. Así que, ¿Para qué consumirlo? Estamos hablando de un tipo de sustancia tóxica hecha por el hombre y que solo es convertida en grasa obstinada por tu hígado.


Por cierto, este malicioso ingrediente se encuentra en muchísimos productos de la oferta alimenticia actual. Sobre todo en comidas procesadas, empaquetadas, bebidas deportivas, jugos artificiales, barras de energía, etc. Solamente evíta consumirlo cueste lo que cueste.

 

4. LA INSULINA ES UNA HORMONA LIPOGÉNICA

 

La insulina es la hormona encargada de estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Cuando consumes cualquier tipo de carbohidrato, la insulina es segregada vía el páncreas. El rol que esta hormona cumple es el de remover la glucosa de tu torrente sanguíneo. Básicamente, la insulina ingresa a las membranas de tus células, activa los transportadores de glucosa dentro de esa célula y así permite que la glucosa ingrese.

 

Mientras más carbos comas, más desintetizas tus células y estas se vuelven cada vez peores al momento de sentir las señales que manda la insulina. Y entonces cada vez más glucosa se queda atrapada en tu sangre y por cada vez más tiempo. Y ya sabes que significa un exceso de glucosa: Sí. Grasa.

 

En conclusión, no te excedas en segregar mucha insulina. Los receptores de tus células están a gusto trabajando a medio tiempo; no los obligues a trabajar de más. Procura consumir carbohidratos que no provoquen mucha segregación de insulina. Es decir, vegetales, frutas, harinas integrales, etc.

 

 

5. LAS GRASAS SALUDABLES Y LAS PROTEÍNAS NATURALES NO TIENEN IMPACTOS SIGNIFICATIVOS EN TUS NIVELES DE AZÚCAR

 

En términos de azúcar en la sangre, ambos proteína y grasas saludables mantienen una relación insignificante con la suba de los niveles de azúcar en la sangre. Los carbohidratos y azúcares son los principales responsables de esto.

 

Solo existe una situación en la que la proteína es convertida en glucosa; cuando es consumida en la ausencia de glucosa en la comida.

 

Así que ya la tenemos un poco más clara; todo se trata de comer balanceado y sin dejar de lado ningún macronutriente. Todo en cantidades debidas y siempre tomando mucho agua.

 

Recuerda que los abdominales – y un cuerpo sano y atlético en general – se hacen en la cocina y solo después en el gimnasio.

Please reload

Artículos Recientes

Please reload

Artículos Relacionados

Please reload

Archivo

Please reload

DIRECCIÓN

Urb. Santo Domingo L2-A,
Jose Luis Bustamante y Rivero,
Arequipa,
Perú.

CONTACTO

960 281 468

SEGUIR

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube