Battle ropes: 5 beneficios de entrenar con sogas de batalla

June 10, 2019

 

Desde tiempos inmemoriables, los humanos hemos venido usando sogas para mejorar la calidad de nuestras vidas. Las sogas nos han ayudado a jalar, cargar, mover, trasladar y empujar personas, vehículos y distintos equipamientos.

 

Una de las mejores invenciones de su época, las sogas aún son utilizadas en la actualidad; y con los mismos propósitos. Es solo recientemente que esta herramienta se ha convertido en un camino directo para mejorar la calidad de vida de las personas. Tanto física como mentalmente.

 

Fue John Brookfield el primero en utilizar las sogas para entrenar. Desde tal grande impacto que logró, ahora es fácil encontrar una o más sogas de batalla en cualquier gimnasio o centro de entrenamiento.

 

Sin embargo, no todos saben usar las sogas eficientemente. Así que la información que te pasaremos a dar te ayudará a crear una base de conocimiento para poder entrenar con ellas apropiadamente.

 

 

LAS SOGAS DE BATALLA CREAN UN EFECTO DINÁMICO DE DOBLE FUERZA

 

Lo que hace diferentes a las sogas de batalla es que crean un efecto dinámico de doble fuerza; la fuerza de la gravedad y la fuerza creada por las ondas de la soga para amplificar y mejorar toda la respuesta fisiológica del cuerpo.

 

La mayoría de los implementos que las personas usan  para ejercitarse hoy en día aumentan los efectos de la gravedad en el cuerpo, creando una respuesta fisiológica en el cuerpo.

 

Por ejemplo, si un culturista trata de desarrollar adaptaciones en su musculatura, creará una carga de moderada a excesiva en la musculatura – y también en el sistema cardiovascular, pulmonar y nervioso – día tras día y semana tras semana usando implementos basados en la fuerza de la gravedad (Barras, mancuernas, pesas, etc.).

 

Y esto funciona muy bien.

 

Si un corredor desea mejorar su capacidad aeróbica o resistencia, tendrá que correr (Fuerza de gravedad) día tras día y semana tras semana para construir adaptaciones en sus sistemas muscular, cardiovascular, pulmonar y nervioso. Y así mejorar su capacidad aeróbica.

 

De esta forma, las sogas de batalla son diferentes; ya que el atleta puede amplificar la carga en dos direcciones: Contra la gravedad y la fuerza de las ondas que la soga forma al ser utilizada.

 

 

MENOS LESIONES Y MÁS RESULTADOS

 

La fuerza dual de la que hablamos y los movimientos contralaterales comúnmente utilizados con estas herramientas pueden acelerar las adaptaciones en el cuerpo; mientras que minimizan las lesiones porque las personas están limitadas a su propia producción de fuerza máxima.

 

Es como el acto de saltar; si no podemos crear suficiente fuerza para despegar nuestro cuerpo del suelo, es muy difícil que nos lesionemos saltando.

 

No podemos – en este caso – lesionarnos saltando o aterrizando (Por cierto, la mayoría de gente que se lesiona al entrenar saltos, lo hace aterrizando. Esto se debe, sobre todo, a que se concentran solo en la parte de despegar y se olvidan de la otra mitad del movimiento).

 

Con sogas de batalla, esto no ocurre. Sobre todo porque los dos cuerpos que producen la fuerza (El atleta y la soga) nunca dejan de estar en contacto.

 

Es así como la persona puede mejorar su fuerza, resistencia, potencia y demás sin temor a sufrir una lesión grave.

 

Por otro lado, el progresar en su dificultad también es poco problemático. No ocurre como con otras herramientas de peso. Cuando llegas a cargar una pesa con facilidad, necesitas comprar otra para aumentar tu nivel; con las sogas de batalla no.

 

 

LAS SOGAS DE BATALLA FORTALECEN LAS ÁREAS DÉBILES DEL CUERPO

 

Tu agarre, hombros, core, caderas, rodillas, pies, tobillos y hasta la mente trabajan con las sogas de batalla. Mientras más fuerza consigas y más fuerte le des a la soga, más fuerte tendrá que ser tu agarre, también.

 

Tal y como cuando le aumentas discos a la barra para cargar más, mientras las ondas que produces con las sogas incrementan su tamaño, velocidad, distancia o duración, también incrementan la fuerza a través de la soga. Todo esto requiere un agarre más fuerte para evitar que la soga se desprenda de tus manos.

 

Los hombros tienen que mantenerse en una posición ''empaquetada''; con tus codos siempre debajo de tus hombros y pegados a los costados de tu pecho. Y nunca está de más aclarar que la espalda debe estar firme, el pecho abierto y la mirada al frente.

 

El core es estabilizado y fortalecido a través de las rotaciones repetitivas y las anti-rotaciones envueltas en las ondas básicas de soga de batalla.

 

Todas estas áreas comúnmente débiles, entonces, son fortalecidas al entrenar con esta innovadora herramienta.

 

 

MOVILIDAD

 

Como en todas las áreas del fitness, la movilidad está siempre antes de la estabilidad; y la estabilidad antes de la resistencia, fuerza y potencia. La soga de batalla trabaja tu movilidad como ninguna otra herramienta puede lograrlo.

 

Como ya mencionamos antes, el agarre, tus hombros, el core, las caderas, las rodillas y los tobillos se mueven todo el tiempo.

 

ESTABILIDAD


No importa si lo que haces con las sogas es crear ondas, jalar objetos pesados, levantar o trepar, la estabilidad es clave para lograrlo correctamente.

 

La práctica constante y regular y el aumento de la fuerza y el nivel serán suficientes para que poco a poco logres mejorar con esta herramienta.

 

Como ya te dijimos, una sola soga puede crear una rutina entera y súper intensa. Ni que decir de su efectividad. Solo pruébalas y cuéntanos.

Please reload

Artículos Recientes

Please reload

Artículos Relacionados

Please reload

Archivo

Please reload

DIRECCIÓN

Urb. Santo Domingo L2-A,
Jose Luis Bustamante y Rivero,
Arequipa,
Perú.

CONTACTO

960 281 468

SEGUIR

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube