Mejora tu performance usando electrolitos

November 3, 2019

 

Energía para ejercicios solía significar solo una cosa: Azúcar.

 

Cuando estabas jugando tu partido de fútbol, significaba gaseosas en el entretiempo. Cuando corrías tus primeros 5K, significaba dulces en tu mochila. No importaba cuán largo fuera el entrenamiento, la única forma de lograrlo – según se creía – era inyectándonos carbos a la vena. ¿Y si no lo hacías? No lo lograrías.

 

Y es que tenía sentido – o parecía tenerlo –. Cuando te ejercitas, quemas carbohidratos. Tu cuerpo necesita más carbohidratos para rellenar sus almacenes de energía, así que todo desde pasta hasta pan y pasando por dulces y cerveza han sido recomendados a lo largo del tiempo para recuperarte. Pero la verdad es que para estimular el rendimiento, los carbohidratos no lo son todo; ni siquiera las calorías mismas. Y sí, hay maneras más saludables de rendir mejor en el deporte.

 

El verdadero secreto para mejorar tu rendimiento es mantener el balance de agua y electrolitos en tu organismo al ejercitarte.

 

¿QUÉ SON LOS ELECTROLITOS?

 

Son minerales transportados por todo tu cuerpo a través de tus fluidos corporales y que llevan cierta carga eléctrica en ellos. Juegan un importante papel al momento de generar energía para tus células, de transportar señales desde y hacia tu cerebro y de contraer tus músculos. Los electrolitos más importantes son el calcio, cloruro, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

 

 

¿QUÉ ES UN DESBALANCE DE ELECTROLITOS?

 

Cuando sudas mucho, ya sea por culpa del calor o por actividad física – o ambas –, tu cuerpo pierde agua y los electrolitos que contiene. Si te encuentras a mitad de una competencia en cualquier deporte o incluso de una rutina intensa, esta pérdida puede ser desastrosa. Estudios indican que perder tan poco como 2% de tu peso en agua compromete la performance y salud.

 

Pero tomar agua simplemente no repara este problema. El agua no contiene los electrolitos que perdiste y tomar demasiado agua provocaría, además, un desbalance en el cuerpo. El agua te quita la sed, Sí. Pero no el cansancio.

 

Verás, cuando tomas agua pura, diluyes los electrolitos que aún tienes en tu sistema. Esto hace más difícil todavíá la misión de tus electrolitos. Encima, puedes sufrir efectos similares a los que sufrirías cuando no tomas suficiente agua al ejercitarte.

 

Un desbalance de estos puede provocar confusión en la persona; así como letargia, pérdida de apetito, cansancio, irritabilidad, debilidad y menor control muscular. En otras palabras, tomar mucho agua es tan dañino como no tomar lo suficiente mientras te ejercitas.

 

La cantidad de agua y electrolitos que necesitas depende mucho de tu tamaño, la actividad que realizas, el tiempo que dura la sesión y las condiciones climáticas. Así que es imposible darte una recomendación general de cantidades. Pero te recomendamos un truco: Toma ambas durante el ejercicio; un poco de una y un poco de la otra a ratos.

 

 

BENEFICIOS DE LOS ELECTROLITOS

 

1. Mejoran la resistencia

 

El sodio, en particular, ha demostrado alargar la resistencia del cuerpo dentro de rutinas grandes en duración. Un estudio de 2016 encontró que competidores de thriatlon que consumian sodio durante una competencia terminaban antes que el resto y perdían menos masa en agua.

 

Y aún si no te dedicas al deporte pero quieres mantenerte bien, el sodio hace maravillas en el ejercicio anaeróbico, también.

 

2. Mejoran la fuerza

 

Otro electrolito que ha demostrado mejorar la capacidad atlética es el magnesio. Distintos estudios demostraron que su consumo está directamente relacionado a una mayor fuerza abdominal, de piernas y de agarre. Además de mejorar la potencia al saltar en distintos deportes.

 

 

¿DE VERDAD NECESITO CARBOHIDRATOS PARA TENER MÁS ENERGÍA?

 

No nos malinterpretes. Los electrolitos son nutrientes esenciales para rendir como deseas. Pero los carbos también son importantes para mantener tu energía en niveles importantes durante largas rutinas de ejercicio. Lo que sí decimos es que no es necesario que los consumas en exceso para rendir mejor.

 

Y no solamente no necesitas mucho azúcar para agrandar tu performance, sino que este exceso podría ser dañino. La ACSM recomienda consumir no más de 60 gramos de carbohidratos por hora de actividad física a realizar. Más que eso podría afectar tu sistema digestivo y provocarte malestares durante el ejercicio.

Please reload

Artículos Recientes

Please reload

Artículos Relacionados

Please reload

Archivo

Please reload

DIRECCIÓN

Urb. Santo Domingo L2-A,
Jose Luis Bustamante y Rivero,
Arequipa,
Perú.

CONTACTO

960 281 468

SEGUIR

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2017 by s'etre.